Angulo Arquitectura

Blog

Elrod house_”Diamantes para la eternidad” 1971

 17 julio 2013

De formas orgánicas y porqué no decirlo…con cierto toque de extravagancia, se trata de un diseño catalogado en su día de ultramoderno y que actualmente, 45 años después, no ha perdido la esencia del Avant-garde. A su vez y sin perjuicio de lo anteriormente escrito… rezuma un puntito de aire retro que todavía le imprime más fuerza si cabe.


Diseñada por John Lautner, Míchigan (1911) – Los Ángeles (1994), para Arthur Elrod; diseñador de interiores nacido an Atlanta, en cuya cartera de clientes figuraba toda la jet de Los Ángeles. Resumiendo… arquitecto con ganas de sorprender y promotor con ganas de ser sorprendido.

Esta joya del modernismo, apareció en la clásica película de James Bond “Diamantes para la eternidad” (1971). Con permiso de “Star wars”, la saga Bond goza de uno de los más reconocibles “opening credits” de la historia del cine así como de un amplio espectro de fieles seguidores, y es que las aventuras de 007 son propias de superagente con pinceladas de superhéroe de carne y hueso, y eso gusta.

Bueno…pues antes de que la pantalla se llene de salsa de tomate, como viene siendo habitual… echamos un ojo a la ficha técnica de la película, ok?

Director: Guy Hamilton

Guión: Tom Mankiewicz & Richard Maibaum

Fotografía: Ted Moore

Música: John Barry

Año: 1971

Genero: Aventuras, Acción, Espionaje.

Interpretes: Sean Connery, Jill St. John, Charles Gray, Lana Wood, Jimmy Dean, Bruce Cabot, Bernard Lee

Productora: United Artists

Duración: 119 minutos

Realmente no sé porqué… pero Sean Connery es mi 007 favorito. Creo que tiene  mejores actuaciones interpretando a James Bond en otros títulos, probablemente apoyado en mejores guiones, pero lo que  es innegable es su capacidad para llenar pantalla.

Toc, toc!!! Se puede? Traje en tono crudo y corbata rosa, entrando en la casa del villano con la chaqueta colgada de un dedo… a ver quién supera eso!!!

La casa Elrod está construida sobre un terreno escarpado en Palm Spring (California), con vistas al monte San Jacinto. La principal característica de la casa es la cubierta de hormigón; una especie de cúpula con forma de “paraguas” de 18 metros de diámetro, cuya finalidad es proteger el interior de la vivienda del sol abrasador del desierto. Se alternan paños ciegos con aberturas triangulares para proporcionar iluminación indirecta al salón y cocina.

En líneas generales, Lautner era un arquitecto sin miedo a la experimentación, tanto en cuanto a formas geométricas como a materiales e incluso a métodos constructivos, entrando sin llamar en el riguroso campo de la ingeniería para volver a la plasticidad de la arquitectura y resolver constructivamente sus creaciones.

La casa gira en torno a geometrías circulares; un muro curvo de hormigón que da soporte a la cubierta y un contorno vaciado que articula zona ajardinada, acceso rodado, garajes y dependencias auxiliares.

En este caso, los trazos orgánicos prevalecen sobre el paralex, y es que haciendo balance visual de todas sus obras, Lautner no era muy amigo de la escuadra y cartabón. Aquí le tenéis en su estudio fumándose un lápiz.

La frescura de sus propuestas se veía potenciada por su habilidad en difuminar el límite de la edificación  con el entorno sobre el que se asentaba, dando lugar a edificios completamente integrados con el paisaje.

En ese sentido, durante los trabajos de cimentación, Lautner dio orden de aumentar la cota de excavación para que las rocas se convirtieran en elemento estructural a la vez que decorativo.

Los vidrios se ajustan amigablemente a la roca sin marco, tan solo con un cordón de resina epoxi, lo que enfatiza la naturalidad de la propuesta.

La carga estética de las rocas no pasó desapercibida para Ted Moore (Director de Fotografía). 007 se topa con “Thumper”, papel interpretado por la actriz Trina Barks, con pinta de leopardo echando la siesta a la sombra.

Tal fue el protagonismo de la piedra en el concepto de la vivienda, que incluso se utilizaron pequeños fragmentos para hacer tiradores de puertas y ventanas.

En otro orden de cosas, la carcasa de hormigón se hace liviana gracias a la cristalera que comunica física y visualmente el salón con la terraza y piscina, ofreciendo una panorámica de 220 grados.

El poderoso pilar de hormigón ubicado en el borde de la piscina, se encuentra con la viga perimetral de cubierta mediante un vástago metálico, proporcionando ligereza visual y sensación de ingravidez.

Sin embargo, ese pilar no tenía originalmente esa morfología. El soporte primitivo tenía una geometría más dialogante con el organicismo del proyecto.

En un principio, el cerramiento acristalado se resolvía mediante paneles de vidrio dispuestos en zig-zag, pero una tormenta de arena reventó las cristaleras. La sensación de Arthur Elrod al observar el entorno natural desde su salón sin ningún tipo de barrera física, (ni siquiera la traslucidez ni transparencia de los vidrios), le hizo dar un nuevo giro en cuanto al disfrute de un espacio sensorial.

Emplazó a Lautner a diseñar un sistema de puertas corredizas motorizadas que le permitieran gozar de esas sensaciones con solo apretar un botón.

La actuación precisó de varias modificaciones respecto al proyecto ejecutado inicialmente. Una de ellas era “cortar” el mencionado pilar para que el cerramiento corredizo pudiera deslizarse trazando el contorno del vuelo de la cubierta. Otra modificación a modo de daños colaterales fue la eliminación de la zona ajardinada ubicada junto a la piscina contra el muro de hormigón para generar un espacio que alojara la puerta corredera.

Este es el estado actual. Si bien es cierto que parece haber perdido un poco de “punch”, a veces el equilibrio entre diseño y funcionalidad requiere detalles menos efectistas y más prácticos.

Dos años después de la finalización de la obra, se proyectó un anexo a la vivienda en concepto de casa de invitados.

Está ubicada justo debajo de la terraza de la piscina, en un nivel inferior de suelo al que se accede  desde la propia terraza a través de una escalera curva en diálogo con el lucernario.

Con semejante lienzo bañado de luces y sombras… ¿quién necesita decoración adicional?

Estancias de la casa de invitados.

Volviendo a las dependencias de la casa principal, merece especial atención la suite. Elegante y espaciosa, con pocos materiales y bien definidos, (madera, hormigón y textil). Resultan curiosas esas vigas descolgadas de sección triangular, y también es digno de observar el macizo de rocas trabajando a compresión.

La primera foto refleja el estado actual. Si os fijáis, al fondo a la derecha hay una “persona” con una cabeza de gaviota. No se trata de una broma, tampoco es un fake. La explicación es que durante una semana al año, la casa puede ser visitada a modo de museo y ese muñeco, es una performance temporal de algún artista moderno.

La segunda y tercera foto tienen más de 40 años y muestran la habitación principal con el mobiliario original.

Otra estancia  destacable es la cocina, comparte textura de suelo con el gres del salón y se encuentra separada de éste mediante paneles de madera. No podía ser de otra forma, también tiene las paredes curvas.

En cuanto al exterior de la vivienda, la fuerza de los muros de hormigón se diluye con el manto vegetal. La integración es perfecta.

Pero sin duda, el elemento más apetecible es la piscina. Con forma de media luna, se asoma al acantilado al más puro estilo Lautner. (Por ejemplo “Marbrisa residence” en Acapulco).

Un baño nocturno puede ser todo un espectáculo, aunque viendo el croquis de sección, se puede apreciar que el fondo del vaso de la piscina es cóncavo…

… y se me están ocurriendo disciplinas deportivas de otro corte como esta… Pedro Barros en acción dándolo todo en el Vans Bowl-o-rama. (pool skating)

Ha sido portada de revista en cientos de ocasiones. Tal es su tirón mediático, que firmas de moda de la talla de Gucci y Hugo Boss han publicitado sus colecciones en ella.

Dejando a un lado el papel couché y volviendo al análisis cinematográfico, cuando Bond entra en el salón, es recibido por  Lola Larson en el papel de “Bambi”.

Y tras un intento fallido de 007 en materia de seducción, se desata la lucha, (excesivamente acrobática para mi gusto), sin embargo, las historias de James Bond lo aguantan todo y la diversión está asegurada…

Al final… 007 tira de oficio y resuelve la papeleta como si se tratara de una tarde cualquiera en el acuapark… a pesar de que previamente había recibido como nunca…

Cambiando de tema pero sin irnos muy lejos,  los vehículos que aparecen en la película son: Hovercraft, Buggy Lunar, Ford Mustang Match One de 1971, Mini-Submarino , motos de Dirt Track y un Ford Galaxie 500 de 1971.

Así mismo, me consta, que entre nuestros seguidores habituales, hay algúnos amantes e incluso propietarios de vehículos clásicos…Va por ellos!!! Quiero compartir este pequeño resumen de la secuencia de la persecución de coches…

Tras una exibición de recursos de pilotaje, el ford del 71 se mete en un “Dead end” (calle sin salida).

Se aproxima a la rampa del andén de la zona de carga y pone el coche a dos ruedas para pasar de canto por el callejón….

El coche entra rodando sobre las ruedas del lado derecho y sale con las del izquierdo!!!

Gazapo ó pericia al volante? Tratándose de 007 seguro que lo hizo a posta…y con el codo por fuera de la ventanilla…

Antes de terminar, me gustaría hacer una parada en el arte del storyboard. Oficialmente de cara al público en general, de artísta desconocido, ya que no se refleja en los créditos, pero expertos en ilustración, son capaces de afirmar casi al 100% que el autor fue Thomas J Wright, que posteriormente hizo los storyboards para La trama (1976) de Alfred Hitchcock y Apocalypse Now (1979) de Francis Ford Coppola.


Su argumento se basa en que Wright no aparece en los créditos, pero en el “making of” incluido en el DVD, Ken Adams (Diseño de producción), menciona a Tom Wright como miembro del equipo.

Aquí dejo la referencia colgando de un hilo por si alguien aporta algo de luz y confirma ó desmiente…

http://illustrated007.blogspot.com.es/2011/08/diamonds-are-forever-storyboards.html

Y para no perder las buenas costumbres…me despido con el crédito de cierre de la cinta, donde curiosamente ya se anunciaba el título de la siguiente película de la saga!!!

Muchas gracias por el apoyo recibido. Disfruten del verano y diviértanse a tope… Nos vemos a la vuelta de las vacaciones con más cine y arquitectura en el mismo saco.

Un abrazooo!!

Referencias:

United Artist

http://www.elrodhouse.org

http://www.johnlautner.org

http://freshome.com/2011/05/25/james-bond-movie-stage-the-elrod-house-by-john-lautner/#.UZYMCMrI9Ac

http://www.palmspringslife.com/Palm-Springs-Life/February-2009/Daring-Design/

http://loveisspeed.blogspot.com.es/2011/12/elrod-house-by-john-lautner.html

Architecture Elrod House Pool 1

¿Por qué este blog?

Pretendemos compartir con vosotros nuestras inquietudes. Crear un pequeño foro donde podamos hablar de diseño, arquitectura, naturaleza, turismo... Así mismo animamos a los usuarios de nuestra página a participar con sus comentarios.