El Estudio

Somos un estudio de arquitectura y diseño, que tiene por objeto generar propuestas, para la creación de espacios singulares y únicos, de acuerdo a los requerimientos de nuestro cliente.

Nuestra filosofía

Pretendemos resolver de manera creativa las necesidades de funcionalidad, económicas y compositivas de cada proyecto. Generando un proyecto arquitectónico equilibrado y armonioso, donde se perciba con claridad que el resultado plástico es consecuencia y no fin.

El equipo

Jon Arostegi

Director Creativo.

Enamorado de la fotografía de arquitectura es después de cenar, junto a su ordenador y un buen tazón de cacao con galletas, cuando disfruta investigando y diseñando ingeniosos productos de mobiliario, que le han llevado a ganar varios concursos de diseño. 

 

Roberto Santiago

Director de proyectos

Siempre que no está viajando por Asia, Roberto aporta equilibrio y orden a los procesos de trabajo del estudio. Madrugador, se unió a Aarq en 2014, después de haber dirigido extensos equipos de diseño, en importantes estudios de arquitectura.

 

Jennifer Rodríguez

Directora de Marketing y Desarrollo
Su alma viajera, le ha llevado a una gran cantidad de lugares de todo el mundo. Inquieta y positiva por naturaleza, se encarga de proponer y buscar nuevas rutas para el desarrollo de nuestra actividad. Posee una gran capacidad organizativa, y se encarga de dar seguimiento y continuidad a todos los proyectos activos en el estudio.

Borja Angulo

Principal CG Architect

Disfruta practicando enduro y es un entusiasta del cine de autor. Borja funda Angulo Arq. en 2005. Enamorado de la industria 3D, es 3dsero profesional. Entiende nuestra actividad como un desarrollo íntimo entre el cliente y el equipo de diseño, donde puedan llevarse a valor las inquietudes de aquel, con practicidad y belleza.

         

Entendemos nuestra actividad como un desarrollo íntimo entre el cliente y el equipo de diseño, donde puedan llevarse a valor las inquietudes de aquel, con practicidad y belleza.

 

Nuestro proceso de trabajo

En esta primera fase, ponemos especial énfasis en analizar todas las variables del proyecto: uso, lugar, cliente, rentabilidad, etc. Y establecer una jerarquía clara con los principales objetivos que debe resolver la propuesta arquitectónica.

Una vez analizados los objetivos, tratamos de abstraernos, con lo analizado presente en segundo plano, procuramos hacer un ejercicio de creatividad, dando rienda suelta a diferentes propuestas compositivas. Entendemos que la funcionalidad y el costo de la obra, no deben estar reñidas con la posibilidad de disponer de un concepto plásticamente potente, que aporte singularidad a la arquitectura.

En todo momento el cliente participa en el proceso creativo junto a nuestro equipo. Por ello, es fundamental proponer una fase de revisión final de la propuesta elegida, validando la bondad de la misma en base a que resuelva todos los requisitos básicos del proyecto: función, estructura, equilibrio constructivo, belleza compositiva, etc.

El desarrollo técnico se realiza bajo a supervisión y apoyo de colaboradores externos como Ingenierías, Artistas, Diseñadores Industriales, etc. Durante esta parte del proceso se producen también pequeños ajustes que afectan a la propuesta arquitectónica.

El estudio y resto de integrantes del equipo multidisciplinar que desarrolla el proyecto, auditan la propuesta arquitectónica y técnica, para garantizar la calidad del proyecto y/o minimizar los cambios que puedan surgir durante la obra, o que estos sean de la menor envergadura posible.

Seguimiento de obra. Junto con el arquitecto técnico o aparejador y la ingeniería tratamos que se sigan todos los requisitos constructivos y de diseño indicados en el proyecto. Normalmente surgen mejoras y cambios durante la ejecución. Tratamos de llevar un control exhaustivo de los mismos, ya que una modificación en un elemento constructivo, normalmente afecta a la construcción de otras partes del proyecto. Se realizan actualización de planos de manera constante, principalmente para garantizar que la geometría de los espacios no se ve modificada o reducida en su superficie.